El Festival del Medio Otoño: Leyendas y costumbres

El día 15 del octavo mes del calendario chino se celebra el Festival del Medio Otoño, esta festividad es una de las más importantes del país, sólo por detrás del Año Nuevo Chino, y su fecha de celebración varía de un año a otro debido a que el calendario chino es un calendario que se rige por la luna y sus fechas no coinciden con las del calendario solar.
Es un día muy importante que se festeja no sólo en China si no en muchos otros países del Asia Oriental cómo Japón o Vietnam.

Cartel para celebrar el festival

Así como en el año nuevo se celebra la llegada de la primavera, en el Festival del Medio Otoño se celebra la fecha de la recogida de la cosecha. Dicho de otra manera, en la antigua China solían hacerse ofrendas al sol en la primavera para pedir que ese año la cosecha fuera buena y a la luna en otoño en agradecimiento por los buenos frutos. Por este motivo a veces también se le llama “el festival de la luna”, y su celebración siempre coincide con la luna llena.
Estas dos festividades, como casi todo en la cultura China, están muy relacionadas con el equilibrio y el yin-yang.

La Leyenda de Chang’e
Al igual que muchas otras fechas señaladas, el Festival del medio Otoño está asociado a una antigua historia de la mitología, en este caso a la “Leyenda de “Chang’e”, por ser una historia con cientos de años de antigüedad y transmitida oralmente, hay numerosas versiones. Esta es una de ellas:

“Hace muchos, muchos años, los diez hijos del Emperador de Jade se transformaron en diez poderosos soles y comenzaron a quemar todas las plantas que había sobre la tierra, por ello, los habitantes del planeta empezaron a morir de hambre.
El Emperador llamó a un famoso arquero llamado Hou Yi que usando tan sólo su arco y unas flechas consiguió hacer desaparecer nueve de los diez soles, las flores y los árboles volvieron a florecer, y de esta manera, Hou Yi salvó a la gente de la tierra.

En agradecimiento por haber salvado a la humanidad, la Reina del Cielo le regaló a Hou Yi una botellita que contenía el elixir de la inmortalidad.
Hou Yi estaba muy agradecido y deseaba mucho ser inmortal, pero la botellita sólo contenía la dosis para una persona, Hou Yi estaba casado con su amada Chang’e y no deseaba la inmortalidad si ella no podía también conseguirla por lo que decidió no beber el elixir y permanecer con su esposa como mortal. Así se lo dijo a Chang’e y le entregó la botella para que ella la guardara.

Muchos hombres fueron en busca del famoso Hou Yi que había abatido los nueve soles, para pedirle que fuese su maestro. Él aceptó a la numerosos alumnos, pero no todos tenían buen corazón. Uno de sus estudiantes, Feng Meng, conocía la existencia del elixir y un día, aprovechando que Hou Yi estaba fuera, fue a su casa para robarlo.
Feng Meng intentó que Chang’e le diera la botellita, pero esta, viendo que no podía derrotarle peleando, se bebió el contenido y se convirtió en inmortal. En ese momento su cuerpo se volvió ligero como una pluma y empezó a elevarse por los cielos hasta que llegó a la luna.

Desde ese momento la gente del lugar empezó a hacer ofrendas a Chang’e para pedirle fortuna y protección. Con el tiempo se convirtió en la Diosa de la Luna y en durante el Festival del Medio Otoño se preparan comidas y pasteles en su honor.

En otra versión, Hou Yi y Chang’e eran originalmente inmortales y vivían en el palacio del Emperador de Jade, pero al matar Hou Yi a los hijos del emperador convertidos en soles, este los desterró. Hou Yi consiguió el elixir de la inmortalidad, si cada uno bebía la mitad, se volverían los dos inmortales, pero si uno lo bebía todo, podría ascender al cielo.
Finalmente Chang’e bebió todo el elexir para escapar del alumno de Hou Yi, por lo que se elevó en el cielo, pero al no poder volver al Palacio de Jade pues la habían desterrado, se quedó a vivir en la luna.


Celebraciones y comidas típicas del Festival del Medio Otoño

El Festival del Medio Otoño es festivo en toda China, se suspenden las clases y hay vacaciones para que la gente pueda ir a comer con su familia.
Lo más habitual es juntarse con la familia y los amigos a cenar y a contemplar la luna llena.
Los últimos tres años tuve la suerte de pasar esta fecha mientras vivía en Foshan, y es un día del que guardo gran recuerdo, ya que nos juntábamos siempre mucha gente para comer en la terraza, hablar, beber té y licor y admirar la luna.

Hay muchas comidas típicas que se comen este día, aunque las costumbres varían del sur al norte, en general se comen alimentos de la cosecha y alimentos redondos como pomelos, naranjas o uvas.

Pero sin duda la estrella del Festival son los Pasteles de Luna (月饼 yue bing en mandarín, jut ben en cantonés), estos pasteles son distintos según la zona de China y dentro de una misma zona la variedad de su relleno es enorme, los hay de judía roja, de huevo, de té, de frutos secos… Eso sí, su forma siempre debe ser redonda como la luna llena, lo que simboliza la unión y la felicidad.
Por mi parte he de decir que me encantan estos dulces y los recuerdo con especial cariño ya que todos los años nuestro maestro Ho Choek Wah nos obsequiaba con una preciosa caja de “jut ben” en esta fecha.

Pasteles de Luna del norte de China

Otra costumbre típica de esta fecha es la de lanzar farolillos rojos y linternas de papel al aire, lo que es un espectáculo precioso, y además, al menos en el sur, es también habitual ver ceremonias de Danza del León y del Dragón ejecutadas por las distintas escuelas de kung fu.

María Arias Antoranz 何天萍

2 comentarios en “El Festival del Medio Otoño: Leyendas y costumbres”

  1. VICTOR MANUEL GPE. JIMENEZ FLORES

    ES UN GUSTO EN CONOCERLOS POR ESTE MEDIO Y AGRADECIDO POR SUS PUBLICACIONES, ES GRATO SABER SOBRE LA TRADICION CHINA
    atte
    VICTOR MANUEL

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *